U. de Chile imparte curso para la gestión de una orientación vocacional temprana en escolares

U. de Chile imparte curso para la gestión de una orientación vocacional temprana en escolares

 

Hace algunos días se dio inicio al curso “Gestión de una orientación vocacional temprana”, programa dirigido a orientadores de establecimientos educacionales de la RM adscritos al PACE. El proyecto es resultado del trabajo conjunto del Programa de Educación Continua para el Magisterio (PEC) y el Departamento de Estudios Pedagógicos (DEP), de la Facultad de Filosofía y Humanidades de la Universidad de Chile, en articulación con el CPEIP (Centro de Perfeccionamiento, Experimentación e Investigaciones Pedagógicas) del Ministerio de Educación.

 

El curso “Gestión de una orientación vocacional temprana” tiene como objetivo aportar herramientas y estrategias a los orientadores, con el fin de ofrecer una orientación vocacional temprana a estudiantes de 1° y 2° medio. El proyecto se enmarca en el Programa de Acceso y Acompañamiento Efectivo a la Educación Superior (PACE), iniciativa del Ministerio de Educación que apoya a estudiantes de sectores vulnerables en su ingreso y permanencia en la educación superior, poniendo foco en la preparación, acceso y nivelación para asegurar su titulación.

La académica de la Universidad de Chile y Coordinadora General del proyecto, Claudia Peña, destacó la importancia de iniciativas como éstas, las cuales “asumen como principio rector que la educación es un derecho social y que los estudiantes de enseñanza media, sobre todo de los sectores más vulnerados, deben recibir no sólo preparación académica de calidad, sino que una preparación que les permita pensarse como sujetos en sociedad, donde la orientación vocacional con altas expectativas les dé la posibilidad de decidir sobre sus sueños, sus anhelos, sus metas, en fin, el proyecto de vida que implica pensar una vida fuera de la escuela”.

Reginaldo Soto, Jefe del Departamento Provincial de Educación de Santiago Poniente, calificó la iniciativa como una gran oportunidad y valoró especialmente la “vinculación de Universidad magisterio, escuela y estudiantes, de una manera tan directa y virtuosa, que podría significar que la formación de los docentes reciba mayores herramientas para que las escuelas en los contextos vulnerables puedan tener una mejor performance”.

Por su parte, Juan Carlos Rozas, Coordinador del Área de Liderazgo Directivo del CPEIP, destacó la importancia de la orientación vocacional “2 + 2”, es decir, durante los dos últimos años de enseñanza media, pero también durante los dos primeros. Explicó que si los planes de orientación vocacional se enfocan sólo en el tramo final de enseñanza media, se deja un margen de acción muy acotado, donde los estudiantes no alcanzan a mejorar los puntajes y el rendimiento necesarios para acceder efectivamente a la educación superior. Rozas también se refirió a las brechas socioeconómicas que existen en materia de acceso efectivo a la educación superior: “Esos resultados están fuertemente mediados por la pertenencia a un grupo socioeconómico, a una historia, a una trayectoria de vida. Sólo para comparar dos mundos: ¿cuántos puntos menos creen que tienen los alumnos de los establecimientos técnico-profesionales respecto a los alumnos de los establecimientos científico-humanistas? Cien puntos menos. Ese es el tamaño de la brecha”, señaló.

A su vez, Gabriela Martini, Directora del Programa de Educación Continua para el Magisterio (PEC), valoró la iniciativa: “Es un tremendo desafío que nos impulsa a cumplir con nuestra misión universitaria de entregar la mejor formación, con el sello de calidad de la Universidad de Chile”. También se refirió al proceso de planificación del curso, que comenzó en abril de este año: “teníamos que poner a disposición los mejores conocimientos nuestros como Universidad, pero también aquellos que el CPEIP estaba planteando. Pensamos que no era un curso más. Debíamos poner al servicio del proyecto todos nuestros recursos de innovación pedagógica”, reveló.

Por su parte, Ingrid Boher, integrante del equipo de coordinación del PACE, destacó la importancia del rol de los orientadores en esta iniciativa: “por primera vez se está trabajando con los orientadores, que no necesariamente habían sido  los actores principales de este programa y que sí son para nosotros uno de los ejes fundamentales para poder articularlo”, señaló.

Finalmente, Maribel Mora, Directora de la Oficina de Equidad e Inclusión de la Universidad de Chile, señaló que “cada docente debe desarrollar cotidianamente su rol de orientador, y quien cumple el rol de orientador tiene la tarea ética de profundizar en las búsquedas y cuestionamientos de sus estudiantes. Las preguntas básicas “¿dónde estoy y dónde quiero ir?”, “¿quién soy y quién quiero ser?” no son tan inútiles como parecen cuando las trivializamos, menos aún si incorporamos el sentido de trascendencia que invocamos como seres humanos”.

“Gestión de una orientación vocacional temprana” y “Herramientas y estrategias para la instalación de prácticas directivas en una orientación vocacional temprana” serán impartidos a través de la Universidad de Chile y la Universidad Diego Portales, beneficiando en esta etapa a cerca de 100 profesionales que cumplen funciones de orientación en establecimientos de la Región Metropolitana.

Add a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *