U. de Chile y Ministerio de Educación lanzaron Plan de Formación Ciudadana y Derechos Humanos

U. de Chile y Ministerio de Educación lanzaron Plan de Formación Ciudadana y Derechos Humanos

 

El convenio firmado por el Rector de la Universidad de Chile, Ennio Vivaldi, y la Ministra de Educación, Adriana Delpiano, incluye, entre otros componentes, la formación docente en materias de formación ciudadana y Derechos Humanos.

La Universidad de Chile busca contribuir con esta iniciativa en el renacimiento de la educación pública de la mano de un proceso de masificación de la educación ciudadana y de los derechos humanos, a través del trabajo que realizarán el Departamento de Estudios Pedagógicos (DEP) y el Programa de Educación Continua para el Magisterio (PEC) de su Facultad de Filosofía y Humanidades junto a los establecimientos escolares participantes.

El lanzamiento del Plan de Formación Ciudadana y Derechos Humanos, que está enmarcado en la Reforma Educacional, se realizó con la presencia de la Ministra de Educación, Adriana Delpiano y el Rector de la Universidad de Chile, Ennio Vivaldi Véjar en una ceremonia realizada en el Museo de la Memoria.

Esta alianza con el Ministerio de Educación permitirá durante este 2015 desarrollar capacidades pedagógicas en 1500 profesores y equipos directivos de establecimientos municipales, para enriquecer en conjunto el trabajo escolar desde la perspectiva de la ciudadanía activa y la promoción de los derechos humanos en las nuevas generaciones, todo esto en diálogo con los intereses de jóvenes y niños y niñas.

Para el Rector Ennio Vivaldi “la importancia de que esto se inicie desde la Universidad de Chile a través de su Facultad de Filosofía y Humanidades, puede causar uno de los efectos políticos más importantes porque tiene este hábito de la memoria y la historia”.

En una semana marcada por la reapertura del “Caso Quemados” y que culmina con la desclasificación de archivos del gobierno de Estados Unidos que implican al ex dictador Augusto Pinochet como el principal encubridor de estos hechos, el Rector Vivaldi puso el acento en la importancia del respeto a los derechos humanos. “Este tipo de tareas tiene que aportar una historia, pero no somos nosotros los llamados a interpretarla, necesitamos agudamente una generación nueva de chilenos que encuentren valor en los derechos humanos. Queremos invitarlos a que puedan darle un nuevo sentido a lo que fue la historia tan trágica de los últimos años en Chile que nos conmueven. Tendremos que encontrar junto a los estudiantes, cuando proyecten su vida, la manera de ser capaces de entender este pasado que hasta el momento hemos intentado ocultar” afirmó.

En este Plan la Universidad de Chile, sus académicos y académicas contribuirán con su vocación, saberes y compromiso a la reconstrucción del sistema de educación pública y a fortalecer los valores democráticos y republicanos que ésta representa.

La Ministra de Educación Adriana Delpiano valoró la alianza con la Casa de Estudios. “Es un componente de este esfuerzo que acompañará a la reforma educativa que el país ha emprendido. Esto es calidad en el sentido más profundo. Si vamos a la definición del propósito de la educación en Chile, un aspecto muy importante tiene que ver con estos elementos de calidad: cómo se forman ciudadanos conscientes de sus derechos y deberes, que viven en sociedad, que tienen la capacidad de respetarse mutuamente y de encontrar espacios para resolver sus diferencias. Vivir en sociedad supone encontrar aquel camino en el que tenemos claras las reglas del juego, no sólo para cooperar, sino también para encontrar la forma para resolver nuestras diferencias”.

Para la Decana de la Facultad de Filosofía y Humanidades de la Universidad de Chile, María Eugenia Góngora, que encabeza esta iniciativa, “una buena formación en ciudadanía no es sólo una transmisión de conocimientos sino la construcción de experiencias de vida democrática en la escuela. Se pueden enseñar conceptos pero no tendremos una real educación ciudadana si los valores y los estilos de las propias escuelas y liceos no asumen la democracia como forma de organización y convivencia de las instituciones escolares”.

El lanzamiento contó con la participación de directores de establecimientos municipales y estudiantes. La directora del Liceo Confederación Suiza, Tamara Contreras, enfatizó en que la formación ciudadana “implica transformar la escuela en su gestión y en su adultocentrismo y trasladar las prácticas democráticas a todos sus ámbitos, a lo curricular, lo evaluativo, a lo convivencial, es decir al cotidiano de la escuela, por lo tanto en la formación integral de los sujetos que van a seguir demandando la transformación social y política”.

El presidente del Centro de Alumnos del Liceo Darío Salas, Jordi Villalón señaló que “la discusión sobre formación ciudadana no se explica sin las movilizaciones de los estudiantes ni sin la agenda que este instaló. Este plan es una oportunidad para trabajar propuestas conjuntas, donde la opinión de los estudiantes tenga un peso real”.

“La democracia no se hereda, tiene que construirse siempre de nuevo”

Participaron en el primer panel del Lanzamiento el filósofo y ensayista Martin Hopenhayn; Rodrigo Márquez, coordinador del Informe de Desarrollo Humano del Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo PNUD y Carlos Ruiz, académico de la Facultad de Filosofía y Humanidades de la Universidad de Chile.

Rodrigo Márquez señaló que “los tiempos que vive Chile son tiempos de politización”. Se refirió a la distancia entre la élite y la ciudadanía. “Frente a este momento, la gente no le tiene miedo a los cambios, lo que es propicio para pensar una sociedad distinta. Pero las élites lo ven con miedo y no se puede conducir desde el miedo”. Para el sociólogo del PNUD, la cultura política no está a la altura de los cambios que la ciudadanía demanda.

El filósofo Martin Hopenhayn se refirió a “los problemas que el multiculturalismo y la sociedad de la comunicación le plantea a la educación en valores. ¿Máximos trascendentales o mínimos ético-prácticos?”, así como al significado de educar en un contexto de pérdida de cohesión social y en la tensión entre el respeto a lo privado y defensa de lo público.

Carlos Ruiz, director de investigación de la Facultad de Filosofía y Humanidades, ofreció una mirada histórica y relevó la discusión sobre educación como un derecho social: “la tarea central de la educación en la República es formar ciudadanos”. Al mismo tiempo, situó este tema en la coyuntura y debate sobre el sistema político y señaló que “la democrcia no se hereda, tiene que construirse siempre de nuevo”.

La actividad contó además con la presencia de Margarita Iglesias, académica de la Facultad de Filosofía y Humanidades y miembro del Consejo Directivo de la Cátedra de Derechos Humanos de la Universidad de Chile, y fue conducida por el Premio Nacional de Periodismo y académico del ICEI de la Universidad de Chile Sergio Campos.

Ver video para promocionar esta iniciativa realizado por la Facultad de Filosofía y Humanidades.

Más informaciones: Magdalena Vío y Alicia Sánchez
cel: 90197076
cel: 98463382

Add a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *